Una de las preguntas más típicas que nos hacemos antes de decorar una estancia es qué clase de cortinas pondremos. Por eso hoy vamos a ver unas ideas para cortinas en el salón.

Las cortinas son un elemento importante a la hora de la decoración. Al igual que otros textiles, como las mantas, no sólo son estéticas, si no que también son funcionales. Una cortina más gruesa consigue un ambiente más cálido y acogedor a la vez que realmente nos aporta calor, y lo mismo nos pasa al contrario, cuando unos textiles livianos enfrían un ambiente cálido. Vamos a ver algunas ideas de lo que las cortinas pueden añadir a la decoración, diferentes tipos de los muchos disponibles y algunos ejemplos para los menos convencionales. Un poco de inspiración para el fin de semana! Las cortinas pueden servir para aportar el colorido y ser el centro de atención de la estancia, combinadas con tonos más básicos. O para darle más fuerza al tono neutro del salón, si las elegimos de los mismos colores que el resto.

También las podemos usar para dar continuidad y reforzar un estilo concreto, de manera que ese estilo quede claro sin necesidad de abusar del mismo.Los más atrevidos pueden derrochar originalidad e imaginación con las cortinas en el salón, porque al ser un elemento muy fácil de cambiar, no pasa nada si te cansas o no te convence por mucho tiempo.  

Los salones con tanta personalidad como este pueden permitirse conjuntar el estampado de las cortinas con el de algún cojín.

Por último, algo a tener siempre en cuenta es el largo de la tela. Si queda muy larga, se puede recoger de alguna manera original como la de la imagen.